¿QUÉ ES Y QUÉ NO ES UN MILAGRO?

APRENDA A DIFERENCIAR MILAGROS DE MEROS HECHOS PARANORMALES

El Catolicismo es la única Religión que tiene milagros, efectuados por el Creador para indicarnos que la única Religión Verdadera es la Católica Apostólica Romana.

En las religiones falsas jamás suceden hechos sobrenaturales.

En las religiones falsas jamás suceden hechos sobrenaturales.

En las religiones falsas (tanto en las inventadas por hombres por motivos políticos como en las inventadas por el mismo Satanás) hay numerosos hechos paranormales, hechos que existen también en la Verdadera.
Están sin explicar, o mal explicados aún por la ciencia, pero se repiten en todas partes y, en cierto sentido, son obra de seres naturales (levitación, telekinesia, etc.), y NO se trata de hechos sobrenaturales.

En las religiones falsas también hay 'hechos paranormales', pero NUNCA HECHOS MILAGROSOS

En las religiones falsas también hay 'hechos paranormales', pero NUNCA HECHOS MILAGROSOS

AHORA BIEN, aparte de tales ‘hechos paranormales’ (existentes en todas partes, en el Catolicismo incluido), existen los milagros (existentes sólo en la Santa Iglesia Católica), que SÍ son sobrenaturales.

¿Por qué?

Porque los milagros, en sentido estricto, sólo han sucedido en la Religión Católica, pues se trata de hechos que, según las leyes naturales, serían, sencillamente, IMPOSIBLES. Por ello requieren la intervención SOBRENATURAL, es decir: la intervención del Único Ser que se halla por encima de esas leyes por haberlas creado Él.

Los MILAGROS sólo suceden en la Verdadera Religión.

Los MILAGROS sólo suceden en la Verdadera Religión.

Tales hechos, sólo se han producido en la Religión Católica. Y tales hechos, demuestran con total evidencia que la Religión Católica es la ÚNICA RELIGIÓN REVELADA POR DIOS.

¿Con qué fin hace Dios estos milagros? No lo hace por ‘humanitarismo’, ni sentimentalismos similares, sino con el fin de darnos señales que confirmen, en medio del error, en qué doctrinas se halla la única Religión Verdadera, y de ese modo podamos salvar el alma.

Así lo muestra Santo Tomás de Aquino (Compendium Theologiae 275-276):

Los milagros sirven para confirmar la Sana Doctrina

Los milagros sirven para confirmar la Sana Doctrina

“Porque lo que Dios hace algunas veces fuera del orden de las cosas naturales por Él establecido, lo hace para algún fin. Cuando acontecen divinamente hechos de esta clase fuera del orden de las causas segundas, se les da el nombre de milagros, porque es maravilloso (mirum) ver un efecto e ignorar su causa. Por ser Dios cosa al margen de las segundas causas que no son conocidas, estamos en presencia de un milagro propiamente dicho (simpliciter miraculum). Si, por el contrario, produce un efecto cuya causa es desconocida para éste o para aquél, a este efecto no se le llama propiamente milagro, porque sólo lo es para aquel que ignora la causa. Por ello, una cosa que a uno le parece maravillosa, no lo es para otro quien conoce la causa.

Sólo Dios tiene el poder de obrar fuera de las causas segundas, porque Dios es el que lo ha establecido, y no está subordinado a este orden. Los demás seres, por el contrario, están sometidos a este orden, y, por esto, sólo El puede obrar milagros, según las palabras del Salmista: “Sólo Él hace maravillas” (Sal 71,18). Cuando parece que alguna criatura hace milagros, o no son milagros verdaderos, porque son producidos por los demonios, que son efecto del arte mágico; o, si son milagros verdaderos, han sido impetrados de Dios por alguno, a quien le ha concedido el poder para hacerlos. Por consiguiente, como estos milagros no son obrados más que en virtud del poder divino, con razón son tomados como PRUEBAS DE FE (argumentum fidei), porque sólo se fundan en Dios. Pues en todo lo que el hombre produce por la voluntad divina, no hay nada en que esté más claramente impreso este sello divino que en las obras que sólo Dios puede hacer.”

Mendo Crisóstomo

Anuncios